#LibertadParaMahmoud: Fuerzas de ocupación israelíes detienen al coordinador del BDS Mahmoud Nawajaa durante una redada nocturna

Ramallah ocupada, Julio 30 2020 - Al rededor de las 3:30 de la mañana, decenas de soldados de ocupación israelíes acompañados por perros, irrumpieron en la casa de Mahmoud Nawajaa, el Coordinador General del Comité Nacional Palestino BDS (BNC, por sus siglas en inglés), cerca de Ramallah, esposándolo, vendandole los ojos y separandolo de su esposa y sus tres hijos pequeños.

 

 

Mahmoud Nawajaa, de 34 años, nació en Yatta, en el sur de Hebrón, y tiene un máster en Relaciones Internacionales.

Al momento de ser detenido, Nawajaa le dijo a su esposa: "Cuida de los niños". Los dos hijos mayores de Mahmoud, de 7 y 9 años, gritaron desafiantes a los soldados que invadieron su hogar para arrestar a su padre. El hijo mayor dijo: “Dejen a mi papá. Salgan de aquí. Su perro no me asusta".

La Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid  reconoce que “la persecución, deprivación de libertad y derechos fundamentales de las organizaciones y personas que se openen al apartheid" constiyuye un acto inhumano cometido por quienes imponen un regimen de apartheid. 

El movimiento global y pacífico de boicot, desinversión y sanciones (BDS) fue lanzado en 2005 y respaldado por organizaciones de mujeres, asociaciones profesionales, comités de resistencia popular y otros grupos de la sociedad civil palestina. Hace un llamado para terminar con la ocupación y el régimen de apartheid israelí y para  que se cumplan los derechos estipulados por la ONU de la población palestina refugiada, desplazada por la fuerza desde 1948, para que pueda regresar a sus hogares.

En un comunicado reciente del BNC, valorando las decenas de opiniones de expertas/os de Derechos Humanos de la ONU que condenan el plan de anexión formal de Israel y lo califican como la cristalización del “apartheid del siglo 21”, Mahmoud Nawajaa expresó:

"Durante décadas, la inacción internacional y la complicidad han permitido a Israel violar las leyes de la ocupación, avanzar en su colonización del territorio palestino ocupado e imponer un régimen de apartheid consagrado en la propia legislación interna de Israel.

Frente a la anexión ilegal de Israel, su régimen de apartheid y su negación de nuestro derecho inalienable a la autodeterminación, es hora de que todos los Estados y las organizaciones internacionales cumplan con sus obligaciones legales mediante la adopción de medidas efectivas, incluidas sanciones".

En los últimos años, el movimiento BDS ha crecido en importancia a nivel global, su impacto ha llegado a los parlamentos de todo el mundo, desde Sudáfrica hasta el Congreso de EE. UU, a partidos políticos, a grandes sindicatos, iglesias, campus universitarios, movimientos por la  justicia racial y figuras culturales y artísticas de renombre. 

El gobierno de extrema derecha de Israel ha perseguido y asediado al movimiento BDS durante años, dedicando una gran cantidad de recursos financieros y humanos para su “guerra” contra este movimiento internacional, por el gran impacto estratégico que ha tenido BDS en la lucha por la libertad del pueblo Palestino. 

Omar Barghouti, cofundador del movimiento BDS, ha pedido presión internacional eficaz  para asegurar la liberación inmediata de Mahmoud Nawajaa: 

“Mahmoud es un destacado defensor de los derechos humanos palestino, muy apreciado en Palestina y en todo el mundo por su incansable y apasionada defensa de los derechos palestinos. Como joven líder de la sociedad civil, Mahmoud es un modelo a seguir para las personas palestinas, jóvenes y mayores, y una inspiración para las defensoras de los derechos del pueblo palestino en todas partes.

El régimen de ocupación militar de Israel, el colonialismo de asentamientos y el apartheid está tratando desesperadamente de aterrorizar a las activistas palestinas del movimiento BDS y a sus familias, después de no haber logrado frenar el crecimiento del movimiento. Hacemos un llamado a activistas del movimiento BDS en todo el mundo a fortalecer aún más las campañas de BDS para acabar con la impunidad de Israel.

A medida que Israel se convierte en un modelo a seguir para la extrema derecha racista y autoritaria, BDS se está convirtiendo en un componente clave de la ola progresista global que lucha por la justicia indígena, racial, económica, social, de género y climática.

Ya es hora de que los Estados no sólo defiendan a los y las palestinas y a otras defensoras de Derechos Humanos, como Mahmoud, sino que impongan sanciones legales y específicas para poner fin a los crímenes de guerra los crímenes contra la humanidad y todo el régimen de opresión a la población palestina indígena por parte de Israel. Sólo eso nos puede ayudar a alcanzar la libertad, la justicia y la igualdad.”

 

Campaña Mundial

Injusticia agrícola

Visión general

Para las comunidades palestinas, la agricultura es mucho más que la producción de aceitunas, cítricos y otros productos frescos, o la cría de ganado. La agricultura está vinculada a la identidad, la historia y la resistencia del pueblo palestino a la ocupación colonial de Israel. Las empresas israelíes de exportación agrícola como Mehadrin y EDOM desempeñan un papel clave en la destrucción de la agricultura palestina, el despojo de los agricultores y la apropiación de tierras que dan paso al establecimiento de las colonias israelíes ilegales. La movilización internacional contra las empresas agrícolas exportadoras israelíes fue un factor clave para el colapso de la empresa israelí Agrexco en 2011, y ha persuadido a supermercados de todo el mundo para que dejen de vender ciertos productos. Los exportadores israelíes se quejan regularmente de que cada vez les es más difícil exportar sus productos.

BDS

¿Por qué?

Israel destruye la agricultura palestina

Los agricultores palestinos son los más afectados por las confiscaciones de tierras, las demoliciones y el robo de agua por parte de Israel. Las familias agricultoras que todavía tienen acceso a la tierra y al agua enfrentan sistemáticamente restricciones y violencia. Las empresas israelíes de exportación de productos agrícolas, como Mehadrin y Hadiklaim, se encuentran entre los principales beneficiarios de la destrucción de la agricultura palestina. Operan en el interior de las colonias ilegales y exportan productos de las mismas, utilizando tierras y agua robadas a las comunidades palestinas, así como beneficiándose del bloqueo a Gaza. Cuando los supermercados y minoristas venden productos procedentes de empresas exportadoras israelíes, están lucrando con la existencia y expansión de las colonias israelíes ilegales, y financiando la colonización de tierras y recursos palestinos. El informe “Injusticia agrícola”, publicado en 2013 por 16 organizaciones palestinas, expone estas cuestiones en detalle. Las organizaciones también hicieron un llamado a la acción.

Descubre más

IEl bloqueo de Israel a Gaza tiene por objeto crear escasez de alimentos e impedir que los agricultores tengan acceso a insumos básicos o exporten productos frescos. Los pescadores no pueden pescar a más de 3 millas de la costa de Gaza, y son atacados regularmente por la Marina israelí. Más del 30% de las tierras agrícolas de Gaza están situadas en “zonas de exclusión” impuestas por Israel, que se extienden a lo largo de todo el perímetro norte y este de la Franja de Gaza, dentro del territorio palestino. Las personas que entran en estas zonas son objeto de ataques sistemáticos.

En Cisjordania, las familias campesinas están siendo expulsadas de sus tierras para dar paso a colonias israelíes ilegales. Los agricultores suelen estar separados de sus tierras por el muro de apartheid israelí u otras barreras, y las autoridades de ocupación les conceden acceso a sus propias tierras con escasa frecuencia, o a veces ninguna. Israel controla ilegalmente todas las fuentes de agua de Cisjordania e impide que las familias campesinas tengan acceso al agua. Los agricultores palestinos sufren con frecuencia graves actos de violencia y acoso por parte de soldados y colonos fanáticos cuando están trabajando en sus cultivos o recogiendo la cosecha anual de aceitunas y otros frutos de la tierra.

Las empresas israelíes de exportación de productos agrícolas, como Mehadrin y Hadiklaim, se encuentran entre los principales beneficiarios de la destrucción de la agricultura palestina. Además de lucrar con el bloqueo a Gaza, operan dentro de las colonias ilegales y exportan productos de ellas utilizando tierras y agua robadas a las comunidades palestinas.
Muchas colonias ilegales israelíes sólo son económicamente viables porque empresas como Mehadrin operan dentro de ellas y pueden exportar sus productos a mercados de Europa y otras regiones.
El informe “Injusticia agricola” (2013) brindó información sobre una amplia gama de empresas agrícolas exportadoras de Israel y su complicidad con la destrucción de la agricultura palestina:
- Mehadrin: Esta importante empresa exportadora israelí posee y opera granjas construidas en tierras palestinas robadas, en Cisjordania ocupada. Tiene filiales en Europa y grandes contratos marco con varias cadenas de supermercados, incluyendo Tescos en el Reino Unido.
- Hadiklaim: El Colectivo de Cultivadores de Dátiles de Israel (Hadiklaim) incluye a cultivadores de dátiles de las colonias ilegales y exporta sus productos a supermercados de todo el mundo. Regularmente etiqueta engañosamente sus productos como “Hecho en Israel” o “Hecho en Sudáfrica”.
- EDOM: Parcialmente propiedad de empresas británicas, EDOM ha sido identificada como exportadora de productos de colonias israelíes ilegales con la etiqueta de "Made in Israel".
Lea más sobre estas compañías en el informe “Farming Injustice” o en el informe “Made in Israel”, elaborado por Who Profits.

El 9 de febrero de 2013, todas las principales organizaciones agrícolas palestinas hicieron un llamamiento a la acción para poner fin al comercio con las colonias ilegales y las empresas de exportación agrícola israelíes. El llamamiento se lanzó con una serie de manifestaciones en Gaza y en 40 ciudades de Europa.
Las organizaciones también publicaron un informe que pretende arrojar luz sobre la destrucción sistemática de la agricultura palestina por parte de Israel, y la complicidad de las empresas agrícolas israelíes con esta destrucción.
Las empresas exportadoras israelíes mienten habitualmente sobre el origen de sus productos, y  están directamente involucradas en las violaciones israelíes del Derecho Internacional. El etiquetado de los productos procedentes de las colonias ilegales es insuficiente. Cada vez hay más presión para que los gobiernos prohíban el comercio con todas las empresas agrícolas exportadoras israelíes que son cómplices de las violaciones del Derecho Internacional.

Cada vez más las organizaciones campesinas palestinas están viendo su lucha por permanecer en su tierra y resistir la colonización israelí y las restricciones a la agricultura palestina como parte de una lucha global por la soberanía alimentaria.
A medida que el sistema alimentario mundial se ha ido reestructurando en aras del beneficio privado, millones de pequeños agricultores y pueblos indígenas se han visto forzados a abandonar sus tierras o se han visto obligados a cambiar su forma de vida.
La soberanía alimentaria ofrece una alternativa, y ha sido definida por los integrantes de La Vía Campesina de esta manera: “La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a definir su propia alimentación y agricultura; a proteger y regular la producción y el comercio agrícolas nacionales con el fin de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible; a determinar en qué medida desean ser autosuficientes; a restringir el dumping de productos en sus mercados; y a dar prioridad a las comunidades locales dedicadas a la pesca en la gestión y el derecho al uso de los recursos acuáticos. La soberanía alimentaria no niega el comercio, sino que promueve la formulación de políticas y prácticas comerciales al servicio del derecho de los pueblos a una producción segura, sana y ecológicamente sostenible”.

Impacto

La campaña contra las exportaciones de las empresas agrícolas israelíes ha sido una parte clave del movimiento BDS desde su lanzamiento en 2005. La presión popular y la opinión pública han obligado a las empresas privadas y a la Unión Europea a actuar. En 2013 los sindicatos agrícolas palestinos hicieron un llamamiento a la acción para poner fin al comercio agrícola con Israel, que financia y recompensa la destrucción de la agricultura palestina.

Hitos

Cadena de supermercados cooperativos del Reino Unido pone fin al comercio con empresas cómplices

En 2012, la importante cadena de supermercados El Grupo Cooperativo, del Reino Unido, respondió a la presión de sus miembros y de grupos BDS anunciando que ya no compraría productos a ningún proveedor que operara en colonias ilegales; y dejó de comprar productos a Mehadrin y a otras tres compañías israelíes.

Supermercados retiran de las estanterías los productos de las colonias

Muchos supermercados europeos han implementado políticas oficiales para no vender productos de las colonias ilegales israelíes. Durante el ataque de Israel a Gaza en 2014, el supermercado más grande de Irlanda retiró los productos israelíes de las estanterías, y los exportadores israelíes informaron que minoristas de toda Europa cancelaron pedidos. En 2013, la importante empresa agrícola sudafricana Karsten Farms puso fin a su relación con la empresa israelí Hadiklaim, y se comprometió a no comerciar con ninguna empresa israelí cómplice de violaciones del Derecho Internacional. En 2016, las tiendas de los principales mercados mayoristas de dátiles de Casablanca y Marrakesh boicotearon los dátiles israelíes Medjoul en apoyo al BDS.

12
HUBO CAMPAÑAS ACTIVAS CONTRA AGREXCO EN MÁS DE UNA DOCENA DE PAÍSES

Liquidación de la empresa israelí Agrexco

En 2011, la mayor empresa de exportación agrícola de Israel, Agrexco, entró en liquidación tras una importante campaña de BDS. Los líderes de los colonos se han quejado reiteradamente del creciente impacto del boicot.

La Unión Europea introduce el etiquetado de los productos de las colonias

En respuesta a la opinión pública y a la presión del BDS, la UE ha introducido el etiquetado de los productos procedentes de las colonias ilegales israelíes. Las empresas exportadoras israelíes mienten rutinariamente sobre el origen de sus productos, y están directamente involucradas en las violaciones israelíes del Derecho Internacional. El etiquetado de los productos procedentes de las colonias ilegales es claramente insuficiente.

¡Actúa!

Las importaciones de las empresas agrícolas israelíes financian y apoyan directamente la colonización israelí del territorio palestino y el bloqueo a Gaza. Nuestras campañas contra las empresas exportadoras israelíes ya están teniendo un gran impacto. ¡Participa hoy mismo!

¡Boicot a los productos agrícolas israelíes!

Prácticamente todas las empresas agrícolas exportadoras israelíes son cómplices de la colonización israelí de tierras palestinas. ¡Boicot a todas las frutas y verduras israelíes!

Campaña para que los minoristas dejen de comerciar con las empresas israelíes ladronas de tierras

El movimiento BDS está haciendo campaña para que más minoristas adopten la posición del supermercado Co-Op en el Reino Unido, que no se abastece de productos de ninguna compañía que sea cómplice de las violaciones israelíes del Derecho Internacional. ¡Haz campaña para que los comercios de tu localidad hagan lo mismo!

Concienciar sobre las luchas de los agricultores palestinos

Cuenta las historias de lucha de los agricultores palestinos en tu comunidad y en las redes ambientales y de soberanía alimentaria en las que participas. Contáctanos si deseas comunicarte con representantes de los sindicatos agrícolas palestinos.
Contact us