Campaña Mundial

Trasladen la carrera

Visión general

La carrera ciclista Giro de Italia, segunda después del Tour de Francia en prestigio, tendrá su largada en Israel, del 4 al 7 de mayo de 2018.

Según se informa, Israel está pagando 10 millones de euros para albergar el Giro como parte de sus esfuerzos de propaganda. Imitando al régimen del apartheid en Sudáfrica, busca utilizar el deporte con el fin de ocultar, o lavar con el deporte (sport-washing), la ocupación militar de décadas y el sistema de apartheid que impone sobre el pueblo palestino.

El Giro de Italia está ayudando activamente al gobierno israelí a mostrar falsamente a Jerusalén Este ocupada como parte de Israel y de su “capital unificada”, algo que la comunidad internacional no reconoce.

El Giro será un evento clave de las “celebraciones” por el 70º aniversario de la fundación del Estado de Israel, cuando las milicias pre-estatales −y más tarde el ejército israelí− obligaron a unas 800.000 personas palestinos indígenas (musulmanas y cristianas) a abandonar su patria.

Del mismo modo que habría sido inaceptable que el Giro de Italia partiera de la Sudáfrica del apartheid en los años Ochenta, es inaceptable iniciar la carrera en Israel, ya que sólo servirá como sello de aprobación para la opresión israelí del pueblo palestino.

Esta campaña pide al Giro de Italia que traslade la carrera fuera de Israel para evitar encubrir sus violaciones del Derecho Internacional y de los derechos humanos palestinos.

 


BDS

¿Por qué?

El gobierno israelí quiere utilizar el prestigioso evento ciclista para mejorar su imagen en el extranjero y encubrir su opresión del pueblo palestino. Gilad Erdan, Ministro de Asuntos Estratégicos de Israel, calificó el arranque del Giro en Israel como “un gran logro en sí mismo, que refuerza la legitimidad de Israel.”

El Giro de Italia está reforzando la ilegal pretensión israelí de soberanía sobre la ciudad de Jerusalén en su conjunto, en un momento en que la ONU y el mundo entero, con excepción del Presidente estadounidense Donald Trump, no reconocen la soberanía de Israel sobre Jerusalén Este, ni a ninguna parte de Jerusalén −oriental u occidental− como capital de Israel.

La etapa de la carrera a través del sur del país pasará por docenas de localidades beduinas palestinas a las que Israel ha denegado los servicios básicos y ha sometido a reiteradas demoliciones racistas.

El Giro también está trabajando con al menos una empresa que opera en colonias ilegales israelíes.

Un deporte estrechamente relacionado con la libertad no debe utilizarse para encubrir la negación por parte de Israel de los derechos del pueblo palestino, incluido el derecho a la libertad de movimiento.

El Giro de Italia ha declarado que tiene un plan B. Es hora de poner en práctica ese plan.

 


Descubre más

El muro ilegal de Israel, los checkpoints y los bloqueos de caminos, las colonias y las carreteras sólo para población judía, así como su política de bloqueo y toques de queda, han obstaculizado sistemáticamente la práctica de deportes de la población palestina, en particular el ciclismo.
En 2007, las fuerzas militares israelíes bloquearon la Carrera Ciclista Internacional Palestina, impidiendo que aproximadamente 350 ciclistas pedalearan de Ramala a Jericó. En 2016, las fuerzas israelíes impidieron que se llevara a cabo la ceremonia de entrega de premios de la “Carrera del Retorno” en Bil’in y detuvieron a uno de los ciclistas.
A las y los atletas palestinos se les impide regularmente entrenar y participar en competiciones, tanto en su país como en el extranjero.
Israel ha bombardeado y destruido estadios y estructuras deportivas palestinas, y ha negado sistemáticamente la libertad de movimiento a las y los atletas palestinos. Ha encarcelado y baleado a deportistas palestinos, y ha matado a niños palestinos mientras jugaban al fútbol, más de una vez.
 

El Giro de Italia está ayudando a consolidar la pretensión ilegal israelí de soberanía sobre la ciudad de Jerusalén en su conjunto. En su sitio web y en sus canales oficiales en las redes sociales, el Giro de Italia retrata engañosamente a Jerusalén Este ocupada como parte de Israel y como su capital unificada. Ningún país del mundo reconoce oficialmente ninguna parte de Jerusalén como capital de Israel.
El 29 de noviembre de 2017, el Giro de Italia hizo un torpe intento de remediar parcialmente el problema añadiendo el adjetivo “Oeste” a Jerusalén en el material sobre la carrera, pero se retractó en menos de 24 horas tras las amenazas del gobierno israelí de retirar el patrocinio.
A pesar de las reiteradas declaraciones de los ministros israelíes durante la ceremonia de anuncio, la comunidad internacional −ahora con la excepción de la Administración Trump antipalestina− no reconoce ninguna parte de Jerusalén como capital de Israel.
La Municipalidad de Jerusalén participa activamente en la limpieza étnica ilegal y gradual de la población palestina, incluso mediante la demolición de viviendas y sus políticas de expulsión forzosa.
En el sur del país, donde está prevista otra etapa de la carrera, Israel se niega a reconocer o prestar servicios básicos a docenas de localidades beduinas palestinas. Israel ha demolido estos poblados en repetidas ocasiones; en el caso de Al-Araqib, más de 120 veces. Desde 2010, Israel ha revocado la ciudadanía de cientos, posiblemente miles, de personas beduinas palestinas sin ninguna razón, dejándolas sin Estado.

El Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu calificó el Giro de Italia como “un evento clave en las celebraciones del 70° aniversario de la fundación del Estado de Israel".
Esto es una afrenta a todas las personas palestinas y de conciencia de todo el mundo, que conmemorarán mayo de 2018 como el aniversario de la Nakba (“catástrofe”), cuando aproximadamente 800.000 palestinos/as indígenas fueron expulsados/as por la fuerza y premeditadamente de su patria.
Más de 500 aldeas y 11 ciudades palestinas fueron destruidas durante o después de la Nakba.
La fecha marcó el comienzo del despojo y de la continua y sistemática negación por parte de Israel de los derechos humanos del pueblo palestino, incluido el derecho de la población refugiada a retornar −reconocido por la ONU−.
El Giro de Italia planea ‘celebrar’ la limpieza étnica de la mayoría de la población nativa palestina.
 

La Academia de Ciclismo de Israel (ICA) el equipo ciclista nacional− fue creado hace apenas tres años con el objetivo declarado de promover un ‘Israel normal’, como parte de los esfuerzos para ‘reinventarse’. La ICA está asociada con el Ministerio de Turismo, que ha estado trabajando para llevar celebridades y figuras influyentes a Israel.
La ICA está respaldada por el multimillonario canadiense-israelí Sylvan Adams, cuyo apoyo casi duplicó el presupuesto del equipo. Adams ha declarado: “Nuestros atletas entienden que, al formar parte de un equipo israelí, cada uno de ellos es embajador de su patria.”
La ICA es uno de los cuatro equipos wildcard (no calificados) invitados por el Giro de Italia a participar en la carrera.
Pocos días antes de que se celebre el Giro de Italia, la ICA participará en una carrera a través de Jerusalén Este ocupada hacia la colonia ilegal de Pisgat Ze'ev.
La Federación de Ciclismo de Israel (ICF) patrocina y organiza carreras de competencia del equipo nacional en zonas bajo ocupación militar israelí, en violación del Derecho Internacional.
Tanto la ICF como la ICA son miembros de la Union Cycliste Internationale (UCI), el organismo rector del ciclismo mundial. El Giro de Italia es un evento del World Tour de la UCI.
En su Código de Ética, la UCI reconoce “su responsabilidad de salvaguardar la integridad y la reputación del ciclismo en todo el mundo.”
La UCI debe tomar medidas para trasladar la carrera fuera de Israel para evitar más daños al deporte del ciclismo.

Impacto

La sociedad civil palestina, así como organizaciones internacionales de derechos humanos, sindicatos, asociaciones de turismo ético, grupos deportivos y religiosos y miembros del Parlamento Europeo han pedido al Giro de Italia que traslade la carrera fuera de Israel.


Hitos

120
MÁS DE 120 ORGANIZACIONES DE DERECHOS HUMANOS PIDEN A GIRO D'ITALIA QUE TRASLADE A LA RAZA DE ISRAEL

Grupos de derechos humanos urgen al Giro de Italia a trasladar la carrera debido a las violaciones israelíes de los derechos palestinos

Más de 120 organizaciones de derechos humanos de más de 20 países, junto con el renombrado lingüista Noam Chomsky, destacados juristas John Dugard y Richard Falk, la dramaturga italiana Moni Ovadia y miembros del Parlamento Europeo hicieron un llamamiento internacional instando al Giro de Italia a que trasladara su “Gran Comienzo” de 2018 fuera de Israel debido a sus graves y crecientes violaciones del Derecho Internacional y de los derechos humanos palestinos. Las organizaciones italianas ARCI y UISP, cada una con más de un millón de miembros, han pedido que la carrera se traslade.


Los principales grupos cristianos palestinos instan al Papa Francisco a rechazar la invitación del gobierno israelí para inaugurar el Giro de Italia en 2018

Dos de las más prominentes redes cristianas palestinas se unieron a los llamados al Papa Francisco para que rechace la invitación del Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu para inaugurar el Giro de Italia en Israel en mayo de 2018. Los grupos instaron al Papa a no dar su bendición ni prestar su nombre de ninguna manera a la edición 2018 del importante evento ciclista debido a la “desafortunada insistencia de los organizadores en blanquear la ocupación militar israelí y las graves violaciones de los derechos humanos.”

 


Funcionarias/os palestinas/os piden que se traslade el Giro de Italia desde Israel

La Dra. Hanan Ashrawi, integrante del Comité Ejecutivo de la OLP, condenó al Giro de Italia por ceder a la presión del gobierno de la coalición de derechas israelí con respecto a las referencias a Jerusalén Oeste en su sitio web, y pidió que la carrera se trasladara fuera de Israel. El embajador palestino en Italia, Mai Al Kaila, también denunció al Giro de Italia por la “clara politización” de la carrera.


Publicidad negativa

El inicio de la carrera en Israel ha sido descrito por periodistas y escritores deportivos como un “golpe maestro de ‘diplomacia blanda'”, un “golpe de relaciones públicas” y un “costoso pulido de imagen” a cambio de millones de euros en patrocinio oficial israelí.


Marchas en bicicleta por toda Italia llaman al Giro de Italia a #TrasladarLaCarrera fuera de Israel

Los días 25 y 26 de noviembre de 2017, cientos de ciclistas en ciudades de toda Italia se manifestaron en dos ruedas contra la decisión del Giro de Italia de iniciar la carrera de 2018 en Israel.


¡Actúa!

Permitir que una de las principales carreras ciclistas tenga lugar en Israel servirá como un sello de aprobación para la opresión del pueblo palestino por parte de Israel. Las campañas de base pueden presionar a los ciclistas profesionales para que pidan cuentas a Israel, al tiempo que aumentan la concienciación entre los ciclistas de todo el mundo sobre las restricciones israelíes a la libertad de movimiento y la violación de otros derechos fundamentales de la población palestina.


Corre la voz

Ayuda a difundir la campaña para convencer al Giro de Italia y a la UCI, el organismo rector del ciclismo mundial, de que trasladen la famosa carrera ciclista fuera de Israel.

Únete al Día Internacional de Acción

El sábado 10 de marzo de 2018 únanse a ciudades de todo el mundo para celebrar el Día Internacional de Acción para #TrasladarLaCarrera. Organicen un rally en bicicleta, una protesta,  teatro callejero en dos ruedas, o únase a nosotros en las redes sociales. Aumentemos la presión sobre el ciclismo profesional para que exija a Israel que rinda cuentas.


Escribe al organizador de la carrera RCS MediaGroup

Únete a miles de personas que han escrito a RCS MediaGroup (organizadores del Giro de Italia) instándolo a #TrasladarLaCarrera fuera de Israel. Haz clic aquí para decirle al Giro de Italia que se mantenga alejado del apartheid israelí.