Celebramos la resolución de la Corte Penal Internacional sobre su jurisdicción para investigar los crímenes del apartheid israelí

Frente a la favorable resolución de la Corte Penal Internacional (CPI), hacemos un llamado a no dejarse amedrentar ante la presión de Israel y sus aliados, e implementar inmediatamente la investigación de los crímenes de lesa humanidad del régimen de Israel.

Declaración BNC

A 73 años de la Nakba. La solidaridad con Palestina tiene un solo nombre con tres letras: BDS

A pesar del profundo dolor y de la grave pérdida de vidas y medios de subsistencia, la mayoría de los palestinos ven rayos de esperanza en el horizonte y se sienten orgullosos de enfrentarse al régimen de ocupación, al colonialismo de los colonos y al apartheid de Israel en la Palestina histórica. 

Cuando millones de personas comunes corrientes, celebridades desde Hollywood hasta Bollywood, atletas de Europa, el mundo árabe, la India y África, y representantes electos de todo el mundo se desprenden de repente de su miedo y expresan abiertamente su apoyo a los Derechos Humanos del pueblo palestinos, sabemos que esta vez es diferente. Muchas personas influyentes ya están aprendiendo a deletrear correctamente la solidaridad con Palestina: B-D-S.

Las masacres de Israel en Gaza; sus atrocidades, el despojo y la limpieza étnica en Jerusalén; el Valle del Jordán, Galilea y el Naqab (Néguev); y su apoyo a los ataques racistas de extrema derecha contra las comunidades indígenas palestinas son síntomas evidentes de que la Nakba aún no ha terminado. Pero esta vez es diferente. El mundo no ha sido testigo en décadas de un despliegue tan abierto de las estructuras fascistas israelíes contra la sociedad civil palestina, como lo vemos hoy. Así como tampoco, de un despliegue de  los órganos de poder de Israel para permitir  y proteger descaradamente a los fascistas judío-israelíes mientras perpetan linchamientos y otros ataques racistas contra cualquiera que "parezca árabe" no sólo en Jerusalén sino también en Jaffa, Lydda, Ramleh, Acre, Haifa y otros lugares. La Nakba aún no ha terminado. 

Israel ha dejado caer por completo la máscara, revelando como nunca antes la verdadera naturaleza de su despiadado régimen de opresión colonial a una sección mucho más amplia del mundo. Ahora, no sólo los palestinos reconocen que Israel es también un Estado de apartheid; Sudáfrica y Namibia también han recordado a la ONU que Israel está perpetrando un sistema de apartheid contra los palestinos. Además, B'Tselem y Human Rights Watch, entre otros, han llegado por fin a la misma conclusión, abriendo la puerta como nunca antes a nuestras exigencias de rendición de cuentas, de sanciones selectivas, de embargos militares, de aislamiento del apartheid israelí en todos los ámbitos, igual que se aisló a la Sudáfrica del apartheid.

En el 73º aniversario de la Nakba, recordamos a todas las personas del mundo que creen en la justicia que decidir situarse valientemente en el lado correcto de la historia es el principio de la solidaridad. La acción para poner fin a la complicidad internacional de los Estados, las instituciones y las empresas en el mantenimiento del apartheid israelí está la parte más crucial:

  1. Trabajar con redes progresistas para presionar a tu parlamento y tu gobierno para poner fin a toda cooperación y comercio de seguridad militar con el apartheid de Israel o cualquier otro régimen de opresión en el mundo. Prohibir todos los bienes o servicios de las empresas que operan en los asentamientos coloniales ilegales de Israel; y exigir una investigación de la ONU sobre el apartheid israelí.

  2. Movilizar apoyos en su comunidad, sindicato, asociación, iglesia, red social, gobierno, espacio estudiantil, ayuntamiento, centro cultural u otra organización para declararla Zona Libre del Apartheid (ZLA), poniendo fin a todas las relaciones con el apartheid de Israel y las empresas que son cómplices de su sistema de opresión.

  3. Boicotear los productos/servicios y/o movilizar presión institucional para desinvertir en empresas y bancos israelíes o internacionales que sean cómplices de los crímenes de guerra y lesa humanidad de Israel. Esto incluye todos los bancos israelíes (Leumi, Hapoalim, etc.) y las principales multinacionales como: Elbit Systems, HP, G4S/Allied Universal, AXA, CAF, PUMA, Caterpillar, Hyundai Heavy Industries, JCB, Volvo, Barclays Bank, Alstom, Motorola Solutions y CEMEX.

  4. Cancelar todos los eventos/cooperaciones académicas, culturales, deportivas y turísticas en/con Israel o apoyados patrocinados por Israel.

  5. Unirse a la campaña de BDS o algún grupo estratégico de solidaridad con Palestina cercano para actuar de manera colectiva y eficaz.

Está en nuestras manos desmantelar el apartheid y todas las formas de racismo y opresión. Canaliza tu ira y movilízate. Hoy más que nunca, la verdadera solidaridad con la lucha palestina por la libertad, la justicia y la igualdad es una palabra de tres letras: ¡BDS!


Compartir

Mantente al día

Suscríbete para recibir, noticias, actualizaciones de campaña, alertas de acción y campañas de recolección de fondos

Subscribe Now