Intro a BDS

Visión de conjunto

Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) es un movimiento de liderazgo palestino por la libertad, la justicia y la igualdad. El BDS sostiene el principio elemental de que las y los palestinos tienen los mismos derechos que el resto de la humanidad.
 
Israel está ocupando y colonizando el territorio palestino, discriminando a las y los ciudadanos palestinos de Israel y negando a los y las refugiadas palestinas el derecho de regresar a sus hogares.
 
Inspirado en el movimiento anti-apartheid sudafricano, el llamado al BDS insta a actuar para presionar a Israel a que respete el derecho internacional.

Hoy en día el BDS es ampliamente apoyado por sindicatos, asociaciones académicas, iglesias y movimientos de base en todo el mundo.
 
Diez años después de su lanzamiento, el BDS está teniendo un gran impacto y cuestionando efectivamente el apoyo internacional al apartheid y el colonialismo israelíes.

continua injusticia

Desde 1948, Israel le ha negado al pueblo palestino sus derechos fundamentales y se ha rehusado a cumplir con el derecho internacional.
 
Israel mantiene un regimen de ocupación, colonialismo y apartheid sobre el pueblo palestino.
Solo puede hacerlo porque tiene apoyo internacional. Los gobiernos no son capaces de exigirle cuentas, y las corporaciones e instituciones en todo el mundo colaboran con Israel para oprimir al pueblo palestino.
 
Cuando quienes están en el poder se niegan a actuar para parar esta injusticia, se hace necesaria una respuesta ciudadana global en solidaridad con la lucha del pueblo palestino por libertad, justicia e igualdad.
 

¿Cuáles son Boicot, Desinversión y Sanciones?

BOYCOTTS involve withdrawing support for Israel and Israeli and international companies that are involved in the violation of Palestinian human rights, as well as complicit Israeli sporting, cultural and academic institutions.
DIVESTMENT campaigns urge banks, local councils, churches, pension funds and universities to withdraw investments from all Israeli companies and from international companies involved in violating Palestinian rights.
SANCTIONS campaigns pressure governments to fulfil their legal obligation to hold Israel to account including by ending military trade, free-trade agreements and expelling Israel from international forums such as the UN and FIFA.

La convocatoria de boicot, desinversión y sanciones

En 2005, las organizaciones de la sociedad civil palestina llamaron a aplicar boicots, desinversión y sanciones (BDS) como forma de presión no violenta sobre Israel.
 
El movimiento BDS fue lanzado por 170 sindicatos, partidos políticos, redes de personas refugiadas, organizaciones de mujeres, asociaciones profesionales, comités de resistencia popular y otros grupos de la sociedad civil palestina.
 
Inspirado en el movimiento anti-apartheid sudafricano, el llamado palestino al BDS insta a ejercer una presión no violenta sobre Israel hasta que cumpla con el derecho internacional mediante:

  • Poner fin a la ocupación y colonización de todas las tierras árabes y desmantelar el Muro
    El derecho internacional reconoce que Cisjordania –incluyendo Jerusalén Este–, Gaza y los Altos del Golán sirios están ocupados por Israel. Como parte de su ocupación militar, Israel roba la tierra y fuerza a la población palestina a vivir en guetos rodeados por puestos de control, colonias, torres de vigilancia y un Muro de apartheid ilegal. Israel ha impuesto un brutal sitio medieval sobre Gaza, convirtiéndola en la prisión al aire libre más grande del mundo. Periódicamente lleva a cabo ataques sobre la Franja que son ampliamente condenados, por constituir crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad.
    Puesto de control de Qalandiya en Cisjordania, 2009 (Anne Paq / Activestills).
  • Reconocer el derecho fundamental a la plena igualdad de las y los ciudadanos árabe-palestinos de Israel
    Una quinta parte de la población de lo que hoy es Israel son palestinos y palestinas que todavía no han sido expulsadas de su tierra. Están sujetos a un sistema de discriminación racial legalizada, consagrado por más de 50 leyes racistas que impactan todos los aspectos de sus vidas. El gobierno israelí continúa desplazando de su tierra por la fuerza a las comunidades palestinas, y los dirigentes israelíes incitan abiertamente a la violencia contra ellas.
    Protesta contra el ataque de 2014 contra Gaza en Haifa, Israel (Oren Ziv / Activestills).
  • Respetar, proteger y promover los derechos de las y los refugiados palestinos a regresar a sus hogares y propiedades, tal como fue estipulado en la Resolución 194 de la ONU
    Israel, desde su violenta creación en 1948 mediante la limpieza étnica de más de la mitad de la población nativa de Palestina, ha buscado controlar la mayor cantidad posible de tierra de la Palestina histórica y de desarraigar a tanta población palestina como le sea posible. Como resultado de este sistemático desplazamiento forzoso, hoy hay más de 7.250.000 refugiados y refugiadas palestinas, a quienes se les niega el derecho de regresar a sus hogares, simplemente porque no son de origen judío.
    Refugiados palestinos en Líbano marchando por su derecho a regresar (Matthew Cassel / Activestills).

BDS es un inclusiva, antirracista movimiento de los derechos humanos que es opone en principio a todas las formas de discriminación, incluyendo antisemitismo y islamofobia.

Un movimiento global

Las campañas de BDS son apoyadas por sindicatos, Iglesias, ONG y movimientos que representan a millones de personas en todos los continentes. Incluso grupos judíos progresistas juegan un papel importante en el movimiento.
 
Figuras públicas como el Arzobispo Desmond Tutu, Naomi Klein, Roger Waters, Angela Davis y Judith Butler apoyan al BDS.
 
He aquí una pequeña selección de la amplia gama de apoyos con que cuenta el movimiento BDS:

Impacto en crecimiento

Gracias a sus campañas estratégicas, el impacto del movimiento BDS está creciendo sustancialmente. Éstos son algunos ejemplos de los impactos directos e indirectos del BDS:
Exhortando a empresas, instituciones y gobiernos a cambiar sus políticas, el BDS busca poner fin al apoyo internacional a las violaciones del derecho internacional por parte de Israel. En la medida que sus compañías e instituciones sean aisladas, para Israel será más difícil seguir oprimiendo al pueblo palestino. A su vez, las campañas de BDS también generan conciencia sobre cómo Israel oprime al pueblo palestino.
 
El crecimiento y el éxito del movimiento BDS son un mensaje claro para las y los palestinos y los gobiernos del mundo: la opinión pública mundial apoya cada vez más la lucha del pueblo palestino por los derechos que la ONU le ha reconocido.

Para contribuir a la creciente impacto del movimiento global de BDS en la lucha por la libertad palestina, la justicia y la igualdad

Involucrarse