Declaración PACBI

La verdadera solidaridad debe respetar las directrices del BDS

September 2, 2011

A medida que la Campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) coge fuerza, la PACBI sigue recibiendo consultas de todo el mundo. Muchas provienen de gente a la que han invitado a dar una charla en Israel o a participar en iniciativas o proyectos en instituciones israelíes susceptibles de ser boicoteadas. Nos suelen pedir que les expliquemos las directrices del boicot académico y cultural. En algunos casos nuestras indicaciones se dan de bruces con lo que creemos es una falta de comprensión del contexto básico, de los principios y de la lógica del boicot. En el editorial de este mes, queremos dejar clara constancia de nuestra responsabilidad ante la sociedad civil palestina y ante la coalición de BDS en Palestina, así como ante nuestros aliados internacionales.

Es importante recordar que la PACBI forma parte del Comité Nacional Palestino del Boicot (BNC), una coalición de organizaciones dirigentes de la sociedad civil palestina. La coalición es la expresión de un consenso casi absoluto de la sociedad palestina en torno a los principios y directrices de la Campaña BDS. El BNC ha confiado a la PACBI la protección de las directrices para el boicot académico y cultural a Israel. Como tal, la PACBI es responsable ante el BNC. Y las directrices que el BNC pretende promover son los requisitos mínimos que la sociedad civil palestina ha acordado [1].

Si los compañeros internacionales nos plantean excepciones a las directrices con las que no estamos de acuerdo, ello debe entenderse en el contexto del mandato que la PACBI ha recibido y de nuestra consecuente adhesión a los principios y a la lógica del boicot. No podemos aceptar excepciones porque somos responsables ante nuestra coalición.

Una de las propuestas más frecuentes que recibimos de muchos simpatizantes de la causa palestina cuando les invitan a participar en un acto o evento en Israel es que la PACBI les organice otro en Palestina. Suele ocurrir cuando las personas o grupos afectados caen en la cuenta de que si aceptan participar en instituciones o entidades israelíes susceptibles de boicot están cruzando la línea roja, y suponen que al plantear esta fórmula muestran su apoyo a Palestina. Aunque la PACBI aprecia su voluntad de demostrar solidaridad con las y los palestinos, no podemos aceptar tales propuestas porque, en pocas palabras, lo que se nos está pidiendo es que pasemos por alto las directrices del boicot y sus posibles vulneraciones. Para la PACBI y otras instituciones palestinas, ignorar esas vulneraciones y permitir que los visitantes se beneficien de su presencia tanto en instituciones israelíes como palestinas supondría des-empoderar implícitamente a Palestina y eliminar de sus manos una herramienta de presión no violenta esencial. En la lucha sudafricana contra el apartheid y ante propuestas similares, el Congreso Nacional Africano (CNA) respondió siempre con la misma firmeza insistiendo en que todas las visitas de solidaridad debían abstenerse de vulnerar las directrices del boicot establecidas por el CNA.

La sociedad civil palestina ha recorrido un largo camino desde la época en que las instituciones palestinas, por ejemplo, las universidades, aceptaban recibir convidados internacionales cuando visitaban instituciones israelíes por lo general para asistir a conferencias o participar en eventos, conciertos, o exposiciones de arte. A medida que el movimiento de boicot va cogiendo fuerza y aumentan las adhesiones, las instituciones palestinas ejercen su potestad de pedir a quienes insisten en violar el boicot que se abstengan de visitar Palestina, aunque ello pueda afectar a los lazos culturales y académicos con la comunidad internacional de artistas o académicos. Si estas personas toman nota del llamamiento palestino y cancelan su participación en eventos israelíes –como sucede cada vez con más frecuencia–  entonces son más que bienvenidas en las instituciones palestinas [2]. El objetivo primordial de la sociedad civil palestina y de sus instituciones es poner fin al régimen israelí de ocupación colonial y apartheid, y alcanzar la libertad, la igualdad y la justicia. Este objetivo no debe ponerse en peligro por promover intercambios académicos o artísticos incondicionales.

Otra propuesta que suele recibir la PACBI de académicos y artistas internacionales simpatizantes es que aceptemos sus intervenciones o actuaciones en Israel como una oportunidad para profundizar en sus conocimientos sobre el “conflicto” y, lo que es más importante, que en tanto que aliados nuestros, puedan utilizar la plataforma israelí para expresar su oposición a la política de opresión de Israel. La PACBI cree que ha llegado el momento de que las personas de conciencia se eduquen sobre la realidad colonial y de apartheid israelí sin necesidad de aceptar apariciones públicas ni compromisos en Israel como tapadera para comprender el conflicto o para expresar sus críticas a la política israelí. Si uno quiere conocer realmente una lucha o criticar una situación hay muchas formas de hacerlo; la actuación pública no es una de ellas [3]. Debilitar nuestra lucha por la libertad, la justicia y la igualdad a cambio de conocer la opresión de Israel carece de toda lógica y es moralmente reprochable.

Asimismo académicos y artistas tienen que tomar conciencia de que su mera presencia en instituciones o foros israelíes relevantes –independientemente del contenido de su participación y aunque sea crítica con el régimen israelí– será utilizada por Israel para encubrir sus crímenes y normalizar su dominación. Quebrantar el llamamiento del BDS en un momento en que la Campaña está creciendo internacionalmente –y también en Israel– a cambio de declaraciones críticas no nos compensa, sobretodo cuando Israel suele utilizarlas para fomentar la falsa ilusión de que la suya es una sociedad tolerante y democrática. Por no mencionar que hoy en día hay muchas maneras de dirigirse a la sociedad israelí y de ofrecer perspectivas críticas sin necesidad de visitar ni hacer apariciones públicas en Israel.

Aunque algunos no comprendan que no podemos aceptar sus propuestas creemos que esta es la manera más honesta de mantenernos fieles a nuestra coalición palestina y de construir una campaña internacional. Nuestro compromiso con los activistas internacionales y con los aliados que se unen a nuestra Campaña es que nos mantendremos firmes en los principios antirracistas y en los principios de los derechos humanos. Seguiremos aferrados al comportamiento ético que la sociedad civil palestina espera de nosotros pues es a ella a quienes debemos rendir cuentas. Con ese espíritu ofrecemos nuestras indicaciones.

Notas:

1.    Véase https://bdsmovement.net/news%22http://www.bdsmovement.net/BNC%22

2.    Más de talles en “Guías del Boicot de la PACBI aplicables a las visitas de académicos y artistas internacionales al TPO”, en http://www.pacbi.org/etemplate.php?id=1421

3.    Para un argumento similar relacionado con la necesidad de vincular apariciones públicas con el conocimiento de la situación, véase una declaración anterior de la PACBI en https://bdsmovement.net/etemplate.php?id=1582%22

September 2, 2011
/

Compartir

Mantente al día

Suscríbete para recibir, noticias, actualizaciones de campaña, alertas de acción y campañas de recolección de fondos

No compartiremos tu información con nadie más siguiendo nuestra política de privacidad. Por supuesto puedes desinscribirte cuando lo desees.