Desinversión por gobiernos y bancos

Inversionistas han retirado sus inversiones de compañías que son blanco del movimiento BDS, incluidos fondos gubernamentales de pensiones en Suecia, Noruega, Nueva Zelanda y Luxemburgo, así como inversionistas como George Soros, la Fundación Bill Gates, el fondo público de pensiones TIAA-CREF de EUA, el fondo de pensiones holandés PGGM y el banco noruego Nordea.